Bilbao Digital

Asociación para la Cualificación y el Aprendizaje Permanente

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El despido de un trabajador en Euskadi es 30.000 euros más barato que en Alemania

E-mail Imprimir PDF

La indemnización media en el Estado español es, según el Banco Mundial, de 52 semanas de salario frente a 69 en el germano

Xabier Aja - Domingo, 17 de Enero de 2010 - Actualizado a las 08:33h. Publicado en www.deia.com

Bilbao. ¿El abaratamiento del despido generaría empleo? ¿Es caro el despido en Euskadi? Con 128.000 personas inscritas en las listas del Inem en la CAV y 4,3 millones de parados en el Estado español, está sobre la mesa el debate sobre una reforma laboral que incida en dos aspectos: una mayor facilidad de contratación -se supone, aunque no siempre se dice, con unos menores costes por rescisión de contrato- y una mayor flexibilidad organizativa en el seno de las empresas. El Gobierno español parece, por fin, que va a ponerse a ello la próxima semana, aunque no exista acuerdo entre las partes, empresarios y sindicalistas.


Las organizaciones empresariales del Estado -las vascas menos-, con CEOE a la cabeza, hacen especial hincapié en recordar que el despido es muy caro en comparación con la media de Europa Occidental. ¿Es verdad? Depende. Partiendo del principio de que el despido es libre, aunque no gratis, y teniendo en cuenta los días de salario de indemnización que perciben de media los trabajadores expulsados por las empresas, es cierto que los costes de despido en Euskadi, con la legislación española vigente actualmente, son mayores que la media europea. Un trabajador vasco percibe 56 semanas de salario frente a 27 que perciben de media los trabajadores de la Unión Europea-15, según datos del Banco Mundial.

Pese a ello, las indemnizaciones vascas son claramente inferiores a las de Alemania. La República Federal tiene, Portugal aparte, los costes de despido más elevados de la Unión Europea: 69 semanas de salario. Y, pese a ello, cuenta con uno de los mercados laborales más estables de Europa y una tasa de paro, -en medio de la crisis con una caída del PIB de nada menos que el 5% durante el pasado 2009-, que es la mitad de la española.

Esto hablando en términos de días de sueldo. Pero hay que tener en cuenta que el salario medio bruto vasco es, según datos del INE de noviembre de 2009, de 25.488 euros anuales. Una cifra que está muy lejos de la media salarial de la Europa de la UE-15, que superaba hace dos años los 34.412 euros, y que es mucho más baja que los 46.691 euros percibidos por los trabajadores de Alemania.

El resultado es que, -extrapolando las estadísticas del Banco Mundial que contemplan que la indemnización media por despido es de 56 semanas de salario en el Estado y de 69 en Alemania-, el coste de enviar a un trabajador a casa en el País Vasco se podía elevar a 27.448, euros mientras que hacer lo mismo en Alemania costaría 55.320 euros.

Comparado con la indemnización de 27 semanas de salario en la Europa de los 15, el resultado es que la indemnización media en la UE sería de unos 17.867 euros, ciertamente inferior a los 27.000 euros que reciben los vascos. Pero los sindicatos vascos matizan aún más estas cifras. Según Joseba Villarreal, responsable de negociación colectiva de ELA, los costes reales de reducir la plantilla de una empresa son inferiores "porque aquí los empresarios juegan con una tasa de temporalidad en las empresas de cerca del 30%. Y este colectivo, el principal afectado por la crisis económica, no representa costes de despido, porque no reciben indemnización alguna cuando salen de la empresa tras no renovarles el contrato".

Algunas organizaciones patronales, como la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, insisten en solicitar un recorte de los costes de despido porque consideran que echar a un trabajador es muy caro. Pero los datos estadísticos muestran, y el Gobierno español respalda esta tesis, que los continuos despidos que se han producido en el último año y medio demuestran que los empresarios tienen pocos problemas para reducir su fuerza laboral gracias, como recuerda el sindicalista de ELA, a la maraña de contratos temporales de todo tipo que o no tienen indemnización o si la contemplan es mínima, como ocurre con los 8 días de prestación por año trabajado en la finalización de un contrato de obra.

El problema es que el mercado laboral español -y el vasco en menor medida-, está dividido en dos colectivos, el de los empleados con contrato indefinido y el de los de contrato temporal, y éste es un elemento de flexibilidad supremo que ya quisieran en Europa.

Un dato: el año pasado se hicieron en el Estado 4,7 millones de contratos con una duración inferior a un mes. Incluso, de esta cifra, 2,7 millones duraron menos de una semana. Por lo tanto, cerca de un tercio de los 16.681.237 contratos que se hicieron en 2008 fueron de "cortísima duración". A esto se agarra la patronal para pedir un nuevo contrato único... con menor indemnización.

 

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
menor | mayor
password
 

busy
You are here: Artículos Administración El despido de un trabajador en Euskadi es 30.000 euros más barato que en Alemania